San Josemaría Escrivá
Favores obtenidos por la intercesión del fundador del Opus Dei

Una empresa maravillosa

J. L. A., Filipinas

13 de julio de 2015

Quisiera manifestar mi vivo agradecimiento a san Josemaría Escrivá, cuya intercesión me ha conducido a una empresa maravillosa. Sucedió tres días después de rezar la Novena del Trabajo durante 9 días seguidos. Todos mis nuevos colegas son amables y tengo la impresión de formar parte de una gran familia.

[continuar leyendo...]

Renovar la documentación

España

9 de julio de 2015

Ayer san Josemaría me concedió un favor: tenía que renovar el DNI (Documento Nacional de Identidad) y una amiga también. Para ello debíamos trasladarnos a la capital y, además, perder una mañana de trabajo. Se nos presentó la ocasión propicia para ir y hacer de una vez varias gestiones, pero al solicitar cita previa por internet vimos que tendríamos que esperar unas semanas. No me rendí y llamé por teléfono: me dijeron que era muy difícil, casi imposible que, a la hora que íbamos a llegar, hubiese puesto disponible. Recé la estampa a san Josemaría y terminé diciéndole: "y si me lo concedes, lo escribo". Al llegar a la oficina tenían los dos últimos números para mi amiga y para mí. Nos trataron con gran amabilidad y... ¡no tuvimos que volver otro día! Hoy doy gracias a san Josemaría por estar siempre tan pendiente de las pequeñas ocupaciones.

Un trabajo en la ciudad

Honduras

9 de julio de 2015

Doy gracias a Dios por la intercesión de san Josemaría Escrivá de Balaguer por un favor recibido. Mi esposo llevaba un año trabajando fuera de la ciudad donde vivimos y pedimos que consiguiera un trabajo en nuestra localidad. Gracias a Dios hace ya tres semanas que está trabajando aquí y mis niños y yo estamos muy agradecidos. Prometí escribirlo.

Mi billetera

J. A., México

2 de julio de 2015

He recibido un gran favor de san Josemaría hoy, cuando después de pagar el aparcamiento y salir con mi auto, al llegar a la oficina a 40 km de distancia, me di cuenta de que no llevaba mi billetera con las tarjetas de crédito y los documentos de identificación oficial. Habían pasado 45 ó 50 minutos desde que había salido del aparcamiento público, donde acuden muchos clientes. Busqué dentro de mi auto en el portafolio y en mis bolsillos y fui a contar a mi jefe que no encontraba la billetera. Él me dio un billete de $ 200 pesos y me dijo que cancelara todas las tarjetas y que fuera al aparcamiento para ver si alguien lo había encontrado. Desde la oficina al lugar del aparcamiento, un viernes a las 16.30 h. tardé unos 30-40 minutos en llegar. Durante todo el camino le recé a san Josemaría pidiéndole la recuperación de la billetera y que nadie hiciera uso de mis tarjetas bancarias. Creo que en el trayecto recé más de una novena. En un semáforo en rojo, me dio tiempo de verificar con mi móvil el saldo de mi tarjeta de débito y ví que era el mismo de hacía 24 horas: eso me dio confianza para llegar con la esperanza de encontrar la billetera. Llegué serenamente al aparcamiento y le pregunté al Administrador si tenía la billetera. Me dijo que tenía que verificarlo con sus empleados y a los 10 minutos se paró frente a mí un hombre mayor, y de su bolsillo sacó mi billetera y me dijo que la había encontrado tirada en el piso. La revisé y todo estaba en orden. En recompensa, le di lo que traía en billetes más los $ 200 de mi jefe, un abrazo y le regalé la estampa del beato Álvaro. Nunca perdí la fe de encontrarla y, en lugar de cancelar las tarjetas, confié en que san Josemaría me la recuperaría. Doy gracias a Dios.

Trabajo para mi hijo mayor

M. F. G., España

2 de julio de 2015

Quiero agradecer al Señor, por intercesión de san Josemaría, por concederme uno de los muchos favores que hace tiempo le estoy pidiendo acudiendo a la novena del trabajo: Mi hijo mayor, después de un largo período de búsqueda laboral, encontró un trabajo como comercial y poco a poco está logrando muy buenos resultados. Además, percibo su dedicación y responsabilidad en el mismo. Sigo rezando para que el Señor aumente mi fe y mi confianza. Muchas gracias, san Josemaría.

Trabajo para mi padre

W. J., Polonia

15 de junio de 2015

Quiero testimoniar el favor que recibió mi padre, a través de la intercesión de san Josemaría. Rezó la novena del trabajo dos veces y, alrededor de dos meses después, encontró un trabajo por el cual todos damos gracias de corazón. Ahora también yo estoy pidiendo encontrar un empleo y creo firmemente que lo recibiré por intercesión de este querido santo.

El primer día de mayo

F., Brasil

15 de junio de 2015

Me gustaría dar mi testimonio. En primer lugar pido perdón por no haberlo enviado antes: fue un gran fallo de mi parte. En el año 2007, me encontraba en paro, y andaba buscando una oportunidad laboral. Me encontré con la Novena del Trabajo a san Josemaría Escrivá y empecé a rezarla. Fue a finales de abril. Si la memoria no me engaña, era el quinto día de la novena, cuando me llamaron para una entrevista para una vacante. La entrevista tuvo lugar el primer día de mayo de 2007, y empecé a trabajar en seguida. Gracias a Dios continúo hasta hoy en la misma empresa. ¡Gracias y alabanzas!

Operación en la rodilla

M., Argentina

8 de junio de 2015

Doy gracias a san Josemaría por todos los milagros que hizo en mi vida. El último fue que me tenían que operar de la rodilla por un quiste. Le pedí con todo mi corazón a san Josemaría y a los tres días se me fue el dolor y desapareció el quiste.

Un trabajo para mi hija

A. C. B., España

8 de junio de 2015

Vivo en Murcia. Soy padre de tres chicas: A. que tiene 25 años y es médico; L. de 23 obtuvo el pasado mes de diciembre el título de higienista bucal con muy buenas calificaciones; y C. que nació hace 15 años está estudiando la E.S.O.

[continuar leyendo...]

Trabajo para un familiar

M. D., España

2 de junio de 2015

Una vez más san Josemaría ha intercedido en nuestras necesidades. Comencé la novena del trabajo pidiendo para un pariente un trabajo que le permitiera compatibilizar su vida familiar con sus estudios de fisioterapeuta y lo ha conseguido. Gracias, san Josemaría.

Dinero para viajar al extranjero

G. A., Paraguay

2 de junio de 2015

Agradezco la intercesión de san Josemaría. Estaba preparándome para viajar para un curso en el extranjero de una semana de duración. Había hecho el cálculo y el dinero con que contaba no era suficiente. Muy preocupada porque no quería pedir prestado, acudía a la intercesión de san Josemaría. Verifiqué mi cuenta corriente y vi que la institución donde trabajo había ingresado un monto que no había depositado en meses anteriores, justamente el dinero que necesitaba. Agradezco la generosidad del Señor y acudo constantemente a la intercesión de san Josemaría.

Novena del trabajo

V. G., Brasil

27 de mayo de 2015

Deseo dar mi testimonio: estoy haciendo la Novena del trabajo y, gracias a Dios, he encontrado diversos empleos como freelance, lo que para mí es una ayuda muy grande. Gracias a san Josemaría que ha escuchado mis oraciones.

Dos gracias

M. A. O., Colombia.

27 de mayo de 2015

Tengo 25 años y soy de Medellín, Colombia. Quiero comunicarles las gracias obtenidas por intercesión de san Josemaría. El año pasado estaba sin empleo y hace aproximadamente cuatro meses, buscando en Internet, descubrí la novena del trabajo. Decidí realizarla con mucha fe y compromiso y una semana después de terminarla pude conseguir uno, que hasta ahora conservo. La segunda gracia se debe a que mi madre padece unos dolores en los brazos desde hace muchos años para los que todavía no se ha encontrado explicación médica. A pesar de que no es una patología grave o que le impida hacer su vida diaria, estos dolores ocasionales son bastante fuertes. Hace aproximadamente una semana que los dolores han desaparecido. Atribuyo este favor a san Josemaría, pues una vez más me puse y puse a mi mamá en sus manos a través del rezo de la novena por los enfermos y considero que gracias a su intercesión ahora mi madre está mucho mejor.

Un trabajo a los 52 años

E., Polonia

21 de mayo de 2015

Tengo 52 años y hace un tiempo perdí el trabajo. Durante 4 años estuve buscando una oportunidad laboral. A veces conseguía algo pero siempre por debajo de mi cualificación, lo que hacía que me sintiera descontento. Empecé a rezar a san Josemaría y, después de un mes, encontré a una persona que me ayudó. Ahora tengo un buen trabajo, con contrato. Estoy seguro de que este resultado es gracias a la intercesión de san Josemaría. Muchas gracias y sigo rezando.

Trabajo para mi hijo

M. C. B., Argentina

20 de mayo de 2015

Quería agradecer a san Josemaría Escrivá, que me concedió que mi hijo consiguiera trabajo en un banco. Realmente fue un milagro ya que era bastante complicado que lograra el puesto. Les puedo asegurar que desde que empecé a rezar todas las noches a san Josemaría Escrivá las cosas empezaron a encaminarse. Muchas gracias, san Josemaría Escrivá, por concederme el favor que te pedí.

RSS


Si desea enviar los favores que ha recibido por intercesión de san Josemaría, puede hacerlo escribiéndolos en el siguiente módulo

Para enviar favores

Nombre *


País


E-mail


¿Publicar? *
SI       NO

Código de seguridad *
 
Introduzca los números en el recuadro.

Mensaje *


  • Los campos marcados con * son obligatorios.
  • El código de seguridad sirve para evitar el envío de correo electrónico no deseado
  • Los datos recogidos en este formulario serán tratados de acuerdo con las normas de la legislación vigente. Serán utilizados exclusivamente para prestar el servicio solicitado. En ningún caso serán transferidos a terceros. El suscriptor del servicio puede consultar, modificar o anular los datos que ha facilitado.