San Josemaría Escrivá
Favores obtenidos por la intercesión del fundador del Opus Dei

Como si alguien me animase continuamente

D., Irlanda del Norte

23 de noviembre de 2015

En diciembre del año pasado se me diagnosticó una depresión clínica. Fue un período muy difícil, en el que sufría en silencio. Recibí la asistencia oportuna para esta situación y, además, me puse a rezar pidiendo fuerza para llevar mi enfermedad. Finalmente me encariñé con san Josemaría y acudí a su intercesión. Poco después de rezarle me encontré en un estado de alegría, como si alguien me confortase y animase continuamente; seguí con esa felicidad durante todo el día. Quizás fue una nadería, pero yo creo que no habría conseguido aquel mejoramiento sin la ayuda de san Josemaría.

Ni la ciencia ni la lógica lo pueden explicar

B. M.

17 de noviembre de 2015

Cuando comencé mis estudios universitarios, a mi padre acababan de despedirle de su empleo. Era un trabajo exigente en el aspecto físico, cuyos riesgos – así nos parecía a mi madre y a mí – superaban las ventajas. Mi padre, hombre muy bueno, aseguró que a pesar de todo estaba dispuesto a pagar mis estudios, pero yo sabía que la carrera de medicina con que soñaba, le dejaría sin dinero suficiente para vivir después de jubilarse. Un amigo me habló de la Novena del Trabajo, y aunque con escepticismo al principio, la recé. La próxima vez que vi a mi padre, tenía ya una oferta de empleo. Le dije a mi amigo, en plan de broma, que ¡debía de rezar la Novena para mi solicitud a la Escuela de Medicina! En serio, pienso que ni la ciencia ni la lógica logran explicar la coincidencia. Parece más bien que ha sido san Josemaría, al que todavía tengo que conocer mejor.

Tres favores

R. D., Guatemala

17 de noviembre de 2015

San Josemaría, gracias infinitas por tres regalos sobrenaturales recibidos:
1. El rescate del matrimonio de mi hija y su esposo... 3 años de casados aún sin niños.
2. La curación de mi tercer hijo después de diferentes trastornos.

[continuar leyendo...]

Momentos difíciles para mi empresa

M. M. P. M., España

11 de noviembre de 2015

Quiero escribir estas líneas para dar las gracias a san Josemaría por todos los favores que me ha concedido, tanto pequeños como algunos casi imposibles. Nunca me ha fallado. La empresa que dirijo está pasando por unos momentos económicos muy difíciles (llevamos ya cuatro años en esta situación). Teníamos una operación importante con una entidad bancaria que solucionaría parte de nuestros problemas. Sin embargo, era muy complicado que saliera. No he parado de rezar a san Josemaría con mucha fe, porque sabía que nos iba a echar una mano, y así fue: gracias a su intercesión hemos conseguido firmar la operación con el banco y seguir adelante. Le tengo mucha fe y sé que siempre estará ahí. Muchas gracias.

Una cita en breve

A., Alemania

6 de noviembre de 2015

“Padre, si logras que me den una cita dentro de poco tiempo, voy a escribir este favor”. Así me había dirigido a san Josemaría al inicio de la semana anterior, pero sin mucha fuerza ni convicción. Y el terapeuta que siempre me ayuda eficazmente, me había dado una cita para un mes después… En el caso de que algún paciente cancelara el encuentro, me llamaría.

[continuar leyendo...]

Un trabajo para mi esposo

D. P., Costa Rica

3 de noviembre de 2015

Gracias a la intercesión de san Josemaría mi esposo consiguió un trabajo. Empezamos a rezar juntos la novena para conseguir un trabajo y al poco tiempo empezaron a abrirse las posibilidades laborales que, ya hoy, son una realidad. Personalmente le pedí a san Josemaría que él se ocupara de mis cosas y que yo me entregaría con generosidad a las suyas. De pronto una semana me empezaron a pedir muchas cosas para ayudar en un proyecto y a todas dije que sí. Mientras estaba en eso, se concretó el trabajo de mi esposo.

[continuar leyendo...]

Una amiga me dio la estampa

Venezuela

29 de octubre de 2015

Por la situación de mi país mi esposo y yo decidimos irnos a vivir a Panamá por un tiempo. Encontrar allí un trabajo no fue muy complicado. Sin embargo, al trasladarnos a Chile se nos hizo más difícil insertarnos en el mercado laboral. Empecé a trabajar en una empresa familiar. Mientras tanto, continuaba buscando algo más adecuado a mi formación pero los resultados no llegaban y comenzaba a ser un poco frustrante y desalentador.

[continuar leyendo...]

Una casa para mi hijo

S. E., Alemania

27 de octubre de 2015

Desde hacía bastante tiempo mi hijo Michael estaba buscando una casa no demasiado cara. Cuando encontró una antigua casa que se ofrecía al mejor postor, yo recé una novena a Jesús, a la Madre de Dios y a san Josemaría Escrivá, repitiendo sin cesar una pequeña oración. Mi hijo fue elegido entre 120 aspirantes para poder comprar la casa. Muchas gracias por esta ayuda palpable de san Josemaría.

Un día de deporte

V. V., Italia

26 de octubre de 2015

Un día, para hacer deporte en Castelgandolfo (Italia), decidimos alquilar dos canoas durante una hora en el lago Albano. Como requisito para el alquiler debía dejar un documento de identidad que recuperaría en el momento de realizar el pago. Decidí dejar mi “permiso de soggiorno” (carnet que certifica que puedo residir en Italia durante mis años de estudios). Al terminar el rato de deporte me acerqué a la persona que rentaba las canoas; pagué y extendí la mano para recibir mi documento. Después de una búsqueda que duró unos minutos, el señor comenzó a verse muy preocupado: registraba en el lugar donde estaban los documentos de otros clientes y preguntaba a otros si sabían algo. Mis amigas y yo buscamos por los alrededores moviendo panfletos que tenía encima de su mesa y mirando en el suelo, pero sin tener éxito. Finalmente, después de buscar por un tiempo, intercambiamos teléfonos con el dueño del lugar y emprendimos nuestro camino de vuelta a casa. Subiendo la cuesta decidimos rezar una estampa tras otra a san Josemaría. Yo, que había pensado hacer una novena y dejar el asunto en sus manos, me detuve en un momento para decir a quien estaba rezando conmigo: “ya son nueve pero si quieres seguimos”. En ese preciso momento llegó una moto que se paró a nuestro lado. Después de mirar detenidamente pudimos reconocer al señor que nos había alquilado las canoas, que sonrió al ver nuestras caras de desconcierto y, sin decir nada, sacó de su bolsillo mi permiso de soggiorno. Nuestra sorpresa fue tan grande que sólo alcanzamos a darle las gracias y ni nos preocupamos por preguntarle cómo lo había encontrado; no hacía falta: estábamos convencidas de que san Josemaría nos había ayudado.

El tumor era benigno

T. W., EEUU

20 de octubre de 2015

Quería contar algo que ocurrió la semana pasada, y que considero un milagro. A mi sobrino le diagnosticaron el lunes un tumor maligno en la pierna. Antes de comenzar el tratamiento, el oncólogo pidió un estudio más detallado de la patología, para averiguar la radiación y los fármacos que convendría aplicar. Nos dijeron que los resultados del estudio llegarían después de una semana. Mientras tanto, nos pusimos a pedir con intensidad la curación de C. Yo confiaba en la intercesión poderosa de san Josemaría Escrivá. El viernes llamaron a C. para decirle que, según los últimos resultados, no había ninguna señal de cáncer: el tumor era benigno. Damos gracias a Dios Padre, a Jesucristo nuestro Salvador, y al poder del Espíritu Santo, y también a san Josemaría Escrivá, por su intercesión. ¡Muchísimas gracias por haberme hecho conocer a este intercesor tan poderoso!

Trabajo para mi marido

M., Italia

16 de octubre de 2015

Quiero dar testimonio sobre el favor que recibí gracias a la intercesión de san Josemaría. Durante la Novena a la Virgen de Pompeya encontré en internet, por casualidad, la novena a san Josemaría. Mi marido llevaba más de un año sin trabajo estable. Después de hacer las dos novenas, encontró un puesto con muy buenas condiciones y muy cerca de nuestra casa. Cada vez que pido a san Josemaría que me ayude en mi trabajo, siempre recibo su ayuda. Quisiera dar las gracias por el favor a la Virgen y a san Josemaría.

Mi hermano

L. T., Chile

14 de octubre de 2015

Gracias san Josemaría porque has intercedido para devolver a la vida a mi hermano Jorge quien, luego de una larga enfermedad, fue desahuciado por los médicos que lo atendían . Sin embargo, por la intercesión de este santo comenzó a recuperarse y hoy se encuentra ya en su casa. Muchas gracias, Señor, por esta importante bendición.

Admisión en la universidad

H. K., México

14 de octubre de 2015

Mi hija deseaba ser admitida en la Universidad en Barcelona para cursar una maestría. Bajó de Internet la novena a san Josemaría Escrivá, la rezó y al terminarla recibió el fax que le comunicaba que la habían admitido. Gracias, Padre.

Seguimos pidiendo

J. K., Singapur

7 de octubre de 2015

Estoy muy agradecida porque mi petición de un alumbramiento sin peligro ni problemas fue escuchada. Quisiera agradecer a Dios y a san Josemaría por su intercesión y por el don de nuestra hija Clara. Fue una experiencia sorprendente y seguimos pidiendo que nuestra hija experimente diariamente el amor de Dios.

Descubrí la novena

Polonia

7 de octubre de 2015

Hace 5 años prometí a san Josemaría que le daría gracias por haberme encontrado un trabajo. En 2009, perdí mi empleo y durante el siguiente año estuve buscando, pero sin buen resultado... entonces, me ayudó san Josemaría. Después de descubrir -por "casualidad divina"- la novena a san Josemaría, enseguida la empecé a rezar y conseguí un trabajo. Recomendé esa oración a una amiga que también necesitaba un empleo y lo encontró después de rezar la novena. El año pasado decidí cambiar de puesto de trabajo y tras muchos intentos fallidos recurrí de nuevo a la novena. Después de un mes rezando a san Josemaría y a la Madre de Dios un nuevo trabajo "me cayó del cielo".

[continuar leyendo...]

RSS


Si desea enviar los favores que ha recibido por intercesión de san Josemaría, puede hacerlo escribiéndolos en el siguiente módulo

Para enviar favores

Nombre *


País


E-mail


¿Publicar? *
SI       NO

Código de seguridad *
 
Introduzca los números en el recuadro.

Mensaje *


  • Los campos marcados con * son obligatorios.
  • El código de seguridad sirve para evitar el envío de correo electrónico no deseado
  • Los datos recogidos en este formulario serán tratados de acuerdo con las normas de la legislación vigente. Serán utilizados exclusivamente para prestar el servicio solicitado. En ningún caso serán transferidos a terceros. El suscriptor del servicio puede consultar, modificar o anular los datos que ha facilitado.