San Josemaría Escrivá
Favores obtenidos por la intercesión del fundador del Opus Dei

Conseguí el empleo

M., Estados Unidos.

29 de agosto de 2014

Estaba buscando un trabajo para mi sobrina, que había perdido su anterior puesto. Encontré uno para el que ella estaba cualificada y que, además, tenía más beneficios económicos. Envié su currículum y recé a San Josemaría y ¡consiguió el empleo!

Al cuarto día de la novena

Y. B. D. L., República Dominicana

26 de agosto de 2014

Desde hace aproximadamente 5 meses sigo la página de Josemaría Escrivá de Balaguer, leo sus reflexiones y demás. Mi esposo trabajaba en una empresa y tuvieron que prescindir de él, ya que estaban reduciendo la plantilla. Llevaba casi 2 meses desempleado y los gastos de la casa iban corriendo día a día. Aunque estábamos confiados en que Dios iba a ayudarnos, no veíamos respuesta. Un día, entrando en las secciones de esta página me encontré con los testimonios de personas que rezaron la novena del trabajo a San Josemaría Escrivá y que consiguieron éxitos en el ámbito laboral. Descargué la novena y pensé en mi esposo y muchas otras personas que no tienen trabajo y/o están buscando mejorar sus empleos y se la envié por correo a cada una de ellas. Dos días después de haberla enviado, empecé a hacer la novena con fe y devoción contando con la intercesión de la Virgen María y los santos, en especial, de San Josemaría Escrivá. Y sorpresa: cuando iba en el cuarto día de la novena del trabajo a San Josemaría Escrivá de Balaguer mi esposo me llamó a las 16:00 pm para informarme que le habían telefoneado de un banco para empezar a trabajar en una área interesante e importante con oportunidad de crecimiento y beneficios.

Sigue rezando

M. B., Suiza

22 de agosto de 2014

Soy arquitecto, trabajo en Suiza, y el noviembre pasado después de llevar en la empresa 10 años, me dijeron que debían despedirme. Estaba con el corazón roto, porque en este empleo me sentía como en mi familia, pero los negocios no iban bien, y fue una decisión difícil también para ellos.

[continuar leyendo...]

Un buen trabajo

I. V. Q., España

20 de agosto de 2014

Mi marido creó una empresa, pero no le fue bien. Estábamos realmente preocupados y prometí a San Josemaría que, si ayudaba a mi marido a conseguir un buen trabajo, peregrinaríamos a Torreciudad toda la familia. En dos meses ocurrió y un mes después cumplimos nuestra promesa. Muy emocionante. ¡Gracias a Dios!

Trabajo en una entidad financiera

D. C. M., Colombia

14 de agosto de 2014

Les escribo desde Medellín, Colombia. Recé la novena a San Josemaría Escrivá y, desde hace un mes, tengo trabajo en una entidad financiera. Le doy las gracias a tan apreciado santo. Ahora entiendo que, lo que se pide con fe, se concede. Les cuento esto porque al reverso de la estampa encontré el correo y se pedía escribir las gracias recibidas a la oficina para las causas de los Santos de la Prelatura del Opus Dei. Feliz día para todos.

El empleo con el que soñé

N., Ruanda

31 de julio de 2014

Conocí el Opus Dei hace dos años, cuando una amiga me invitó a una meditación. Asistía desde entonces a las meditaciones con regularidad, y me han cambiado la vida. El año pasado, terminados ya mis estudios, volví a Ruanda, mi país de origen, donde era muy difícil encontrar empleo. Entonces mi amiga me envió la Novena del Trabajo de san Josemaría. Hice dos novenas enteras, y después conseguí un puesto muy bueno y muy por encima de mis expectativas, aunque sólo temporal. En cuanto terminó ese empleo conseguí mi empleo actual, permanente y también muy bueno, en una impresa internacional que acababa de abrirse en Ruanda. Es el empleo con el que había soñado y soy muy feliz. Sé bien que obtuve este puesto por medio de la intercesión de la Santísima Virgen y de san Josemaría Escrivá, puesto que nunca habría ocurrido contando sólo con mis propios conocimientos y habilidades.

Revaluación de personal

J. C., Perú.

23 de julio de 2014

Nuevamente san Josemaría me bendijo con su protección en mi actual trabajo. Hubo una revaluacion del personal y ante la posibilidad de cambio a otras zonas de la ciudad, pedí con mucha fe a san Josemaría Escrivá de Balaguer que me ayudara a superar la revaluación y que no me cambiaran a otra zona. Me fue concedida esta gracia y, por eso, quiero dejar testimonio. Otros cuatro compañeros fueron despedidos y pido a san Josemaría que les ayude a encontrar otro empleo bueno pronto.

Me ayudó a comenzar mi vida profesional

B., Canadá

16 de julio de 2014

Después de graduarme como ingeniero de caminos, comencé a buscar trabajo. Recé la Novena del Trabajo a san Josemaría y muy pronto recibí dos ofertas de trabajo, que me ayudaron a empezar mi vida profesional. Pasado un año, estaba de nuevo en busca de trabajo, porque quería algo que me proporcionara más satisfacción que lo que hacía. Volví a rezar la Novena. Otra vez, encontré un empleo, en el que estoy ahora, muy contenta, haciendo exactamente lo que buscaba hacer.

Un problema de Física

R. E., Guatemala

7 de julio de 2014

En el año 2012 yo tenía 16 años y estaba en Cuarto de Bachillerato. Me suspendieron una tarea importantísima del curso de Física Fundamental, el cual representaba una especial dificultad para mí. Comencé a hacerla y todo iba muy bien hasta que los problemas fueron aumentando de dificultad y tuve que detenerme por un largo tiempo en uno. Lo había hecho ya unas 5 veces y el problema no me salía: cada vez me desesperaba más, borraba y borraba hasta que la hoja de papel se fue poniendo sucia y rugosa. Estallé en llanto por la impotencia de no poder realizarlo y entonces recordé que tenía una estampa de San Josemaría en mi estuche. La tomé con mucha fe y todavía llorando comencé a rezarla con la seguridad de que iba a ayudarme. Cuando terminé de rezarla me sequé las lágrimas, tomé una hoja nueva, saqué punta a mi lápiz, respiré profundamente y comencé a hacer el problema de nuevo. Me admiraba la manera en la que lo resolvía mediante un método que antes, tal vez, no hubiera utilizado. Cuando llegué a la solución final, ésta coincidía perfectamente con la correcta. Me emocioné tanto que saltaba y bailaba de la felicidad. Agradecí profundamente a San Josemaría el favor recibido

Cambiar de lugar de trabajo

G., Argentina.

5 de julio de 2014

Tenía la oportunidad de cambiar de lugar de trabajo en la misma empresa, pero a un lugar más cercano y con tareas distintas. Una amiga me dio la novena del trabajo y me dijo que le pidiera a san Josemaría. Al principio comencé a pedir como niña caprichosa: “quiero, quiero, quiero…” y, al segundo día, mi corazón fue cambiando y me di cuenta que estaba en manos de Dios. Al cuarto día de la novena, comenté con mis compañeros del trabajo cómo estaba cambiando, que me daba cuenta que habitualmente estaba en mis cosas y no los ayudaba porque vivía como adormecida en mi egoísmo. En los últimos días de la oración, ya mi petición había cambiado. No se me concedió el cambio de lugar de trabajo, pero estoy más que confiada que tenía que quedarme en mi sitio siendo la persona que Dios quiere que sea, estando feliz con mis tareas y con mis compañeros tan queridos, así que le doy gracias a san Josemaría porque me acompañó, me enseñó y me condujo en este proceso.

El comedor del Campus

K. N., Alemania

1 de julio de 2014

Quiero dar testimonio de un favor de san Josemaría que me ha sido concedido hoy. Sufro una fuerte intolerancia a la lactosa y, ya que no podía comer casi nada, decidí no pagar los gastos del comedor de la Universidad. Con esta intención, entregué a la Universidad un certificado médico de mi enfermedad. El año pasado me mandaron tres solicitudes de pago, diciendo que ya no aceptaban este tipo de certificados médicos, dado que había una oferta de productos sin lactosa en el Campus (que según mi opinión es mínima). Protesté ante este reclamo de pago, porque me sentía tratado de manera injusta, pero no volví a escuchar reacción alguna. Pensando que ya se había resuelto el problema, hace dos días me llegó un nuevo reclamo (esta vez con intereses sobre los gastos pendientes). De nuevo expuse mi situación y confiadamente invoqué a san Josemaría para que la Universidad me comprendiera y me suprimiera los pagos. Acabo de recibir un mail diciendo que no lo tengo que pagar. ¡Gracias! ¡Gracias, san Josemaría!

Al segundo día de la Novena

Argentina

24 de junio de 2014

Al segundo día de la novena del trabajo el Señor me concedió la gracia de un trabajo para mi hija en un colegio católico como profesora de filosofía. Gracias, san Josemaría.

Un trabajo para mi esposo

M. M. E., México

24 de junio de 2014

Escribo para dar gracias, ya que por la intercesión de san Josemaría mi esposo pudo obtener un trabajo cuando estábamos desesperados. Recé con fe la estampa que me regalaron hace tiempo. Gracias, san Josemaría Escrivá, por el gran favor. Récenle con fe y les cumplirá su deseo.

Una oposición

A. G. B., España

20 de junio de 2014

Hace tiempo que tendría que haber escrito este favor, pero más vale tarde que nunca: una muy buena amiga mía se presento hace unos años a una oposición. Se preparó a conciencia para presentarse en varias comunidades con la presión de que no se sabía cuando volverían a convocar estos exámenes. A principio de junio me llamó desconsolada. Había aprobado la oposición: pero eran quince plazas y ella se había quedado en el puesto 16. Las listas ya estaban publicadas y no había nada que hacer.

[continuar leyendo...]

Mi hija de 5 años

Costa Rica

17 de junio de 2014

Escribo para contarles de un favor recibido hoy de San Josemaría. Me encontraba con mi familia en la Feria Internacional de las Artes donde llegan cientos de miles de personas. Mi hija menor de 5 años se perdió en medio de la noche. Yo estaba con mi hija mayor y en segundos la perdimos de vista. Avisamos a la policía y comencé a pedirle a San Josemaría, al Ángel de la guarda y a Jesús que me la trajeran. Los teléfonos móviles no funcionaban y no aparecía. Los minutos se me hacían eternos y mi esposo que estaba con otro de mis hijos no me atendía su teléfono tampoco. No había señal. Pasaron como 10 minutos y recibí una llamada de una joven llamada Kimberly: ¡tenía a mi hija! Estaba rodeada de varias personas que cuando llegamos aplaudieron.

RSS


Si desea enviar los favores que ha recibido por intercesión de san Josemaría, puede hacerlo escribiéndolos en el siguiente módulo

Para enviar favores

Nombre *


País


E-mail


¿Publicar? *
SI       NO

Código de seguridad *
 
Introduzca los números en el recuadro.

Mensaje *


  • Los campos marcados con * son obligatorios.
  • El código de seguridad sirve para evitar el envío de correo electrónico no deseado
  • Los datos recogidos en este formulario serán tratados de acuerdo con las normas de la legislación vigente. Serán utilizados exclusivamente para prestar el servicio solicitado. En ningún caso serán transferidos a terceros. El suscriptor del servicio puede consultar, modificar o anular los datos que ha facilitado.