San Josemaría Escrivá
Favores obtenidos por la intercesión del fundador del Opus Dei

Una casa en venta

A. F., Portugal

27 de octubre de 2014

Tenía una casa en venta desde hacía dos años. En la misa en honor de san Josemaría de este año le pedí su intercesión para que, si era voluntad de Dios, la casa se vendiera. Una semana más tarde, apareció un comprador inglés y pudimos venderla. Gracias san Josemaría.

Nunca había contactado con la empresa para la que ahora trabajo

L., Italia

24 de octubre de 2014

Hola a todos. Quiero testimoniar la gracia recibida a través de san Josemaría Escrivá. Tengo 32 años. Me encontraba sin trabajo. A pesar de los numerosos curriculum vitae enviados, nadie me llamaba y si alguno lo hacía, la entrevista siempre acababa con el habitual: “más adelante le diremos algo”. Por casualidad, encontré en Internet la historia de san Josemaría, al que no conocía. Leí que era un santo que hacía favores a los desempleados. En pocas palabras: comencé inmediatamente a recitar la novena a san Josemaría y el noveno día, acabada la novena, pedí al santo que intercediera ante Dios para que pudiera encontrar un trabajo. El día después llegó la gracia por tanto tiempo esperada: el santo me había conseguido un trabajo. Lo impresionante es que no recuerdo haber contactado con esa empresa en la que ahora trabajo. Este es mi testimonio. Sea alabado Jesucristo.

2000 tejas

G. C.

22 de octubre de 2014

Estamos reparando la Catedral y no contamos con ninguna ayuda del gobierno. Cuando me encontraba en unas jornadas de estudio para sacerdotes recibí una llamada de la parroquia en donde me manifestaban que necesitábamos 2000 tejas para poder culminar el trabajo de impermeabilización en el techo de la sacristía y de la iglesia. Mi preocupación fue muy grande porque ya no teníamos dinero para continuar y no me esperaba que las cosas fuesen tan costosas. El total de dinero que se necesitaba eran 30.000 Bsf. Esa noche no podía dormir y me acordé que san Josemaría nos decía que se debe confiar mucho en la Providencia. Yo le dije: “Padre si esto es de Dios, ayúdame, que sabes que no es por mí sino para el pueblo. Pero si no agrada a Dios deja todo como está”. En la oración antes del descanso sentí dentro de mí una voz que me decía: “confía.”

[continuar leyendo...]

La hipoteca

A..B. C., España

20 de octubre de 2014

Llevaba dos meses de retraso en el pago de la hipoteca. Si llegaba a los tres impagos el banco empezaría el trámite para embargar la casa. La situación era grave. Se me debía un dinero pero, por circunstancias especiales, era muy difícil cobrarlo. Curiosamente, el dinero que me debían era justo la cantidad del importe de los dos recibos impagados. Le hice una novena a Jesús, otra a la Virgen y otra a san Josemaría Escrivá, las tres al mismo tiempo. Sorprendentemente me entregaron el dinero y pude ponerme al día con el banco y pagar esos dos recibos. Tengo que decir que el día que recibí el dinero en mi cuenta fue el último de la novena a las 00:00 h. Bajé a la calle a sacar a mi perrita muy tarde y, tras consultarlo por internet, vi que el dinero no estaba en la cuenta. Terminé la novena en la calle y siendo las 01:30 h AM en la noche vi una estrella fugaz preciosa y enorme. Tuve una corazonada de que era la señal del cielo de que había recibido la gracia pedida y cobrado mi dinero. Subí a casa a toda prisa y miré la cuenta corriente por internet ¡Estaba ingresado el dinero!. No pude evitar gritar ¡¡milagro!! y despertar a mis familiares para contárselo.

[continuar leyendo...]

El negocio iba peor que nunca

T., Reino Unido.

15 de octubre de 2014

Llevo un negocio. Las cosas iban muy mal, así que en mayo de este año empecé a buscar nuevos proyectos o bien un empleo. Redacté mi currículum vitae, cosa que no había hecho durante los últimos 10 años, y me cité con varias agencias de empleo, pero sin resultado alguno. En julio, el negocio estaba peor que nunca, y las posibilidades de empleo eran muy escasas. Recé la Novena a san Josemaría, y me contrataron para dos proyectos de consulta en agosto. Ni siquiera pedían mi nuevo currículum. Alabado sea el Señor. Muchas gracias a san Josemaría por su intercesión.

Luchaba para conseguir un empleo

R., EEUU

15 de octubre de 2014

Mi hija luchaba con intensidad para conseguir un empleo y empezaba a verlo todo en términos negativos. Yo recé una novena a san Josemaría Escrivá y en el último día de la novena le ofrecieron un puesto. ¡Contentísimos! ¡Gracias!

Un trabajo

V. V., Paraguay.

7 de octubre de 2014

Llevaba 8 meses sin encontrar trabajo cuando inicié la novena de San Josemaría y la acompañé con el rezo del rosario. Al cuarto día de la novena encontré un buen trabajo. Estoy muy agradecida

Una infección en el ojo

R., Uruguay.

1 de octubre de 2014

Mi hijo tenía un problema en la vista. Habíamos acudido al médico, pero el mal persistía. Entonces me acordé de que, cuando mi hijo nació, san Josemaría me había concedido muchos favores por su intercesión ante el Señor. Antes de entrar a la consulta de la doctora, comencé a pedirle que intercediera para lograr la salud de su vista y cuando la doctora lo estaba examinando me dijo: "no le encuentro nada, suspenda la medicación. Gracias a Dios, la enfermedad ha remitido". Sin duda que la intervención de San Josemaría me ayudó mucho porque llevaba ya seis meses sin poder controlar la infección en el ojo. ¡Gracias a Dios!

Un nuevo contrato

C., Reino Unido

1 de octubre de 2014

Me despidieron cuando menos lo esperaba, no tenía planes hechos; es más, me habían renovado el contrato. Enseguida comencé la novena del trabajo a San Josemaría: pensaba completarla por tres veces, es decir durante los 27 días que me quedaban para acabar mi empleo. Pero el cuarto día de la segunda novena, es decir el decimotercer día de rezar, recibí un nuevo contrato – así que ¡tuve que acabar la novena en acción de gracias! Quiero agradecer a este gran santo sus oraciones en favor mío, con la petición de que me consiga un contrato mejor, al acabar el actual. ¡San Josemaría, ruega por nosotros!

El mismo puesto pero en mi ciudad

C., Francia.

25 de septiembre de 2014

Hice una novena para pedirle a San Josemaría que me encontrase un empleo. Una semana después de haberla terminado, me llamaron para un puesto que desgraciadamente se hallaba demasiado lejos de mi domicilio y que tuve que rechazar. Dos semanas más tarde, me volvieron a llamar para el mismo puesto, pero en la ciudad donde resido. Muchas gracias, San Josemaría.

Un trabajo que me encanta

K.

22 de septiembre de 2014

Estoy muy agradecido a San Josemaría por haberme otorgado un empleo con el que estoy feliz.

Tener hijos

C. A. M., México.

22 de septiembre de 2014

Desde muy joven me hice hombre de oración después de recibir formación en un centro de la Obra de Monterrey. Al regresar a Nuevo Laredo conocí a una maravillosa mujer que hoy es mi esposa.

[continuar leyendo...]

Una beca a Israel

G., Paraguay.

18 de septiembre de 2014

Postulé a una beca a Israel pero creía que era difícil que me aceptaran. Recé a San Josemaría. Grande fue mi sorpresa cuando me llamaron para contarme que había sido aceptada entre los treinta seleccionados de ciento cincuenta postulantes. Agradecida a San Josemaría por la intercesión

En un par de semanas

L., Chile.

16 de septiembre de 2014

Mi hermano se encontraba sin trabajo desde hacía un año. Le encomendé a san Josemaría para que encontrara uno. En un par de semanas: favor concedido.

Novena del Trabajo

K. L., Estados Unidos.

9 de septiembre de 2014

Después de completar la novena del trabajo de San Josemaría Escrivá, me ofrecieron un puesto de trabajo. Todo sucedió con mucha rapidez y facilidad. Desde antes de que mi antiguo contrato acabara, había estaba buscando un empleo y, aunque contaba con el servicio de algunos profesionales especialistas en buscar empleo, seguía sin encontrar uno adecuado. Un día, un agente que no me contactaba desde hacía unas semanas, me convocó para una entrevista. Me ofreció el trabajo ese mismo día y el contrato es a largo plazo. Le estoy muy agradecido a San Josemaría Escrivá, que siempre me acompaña.

RSS


Si desea enviar los favores que ha recibido por intercesión de san Josemaría, puede hacerlo escribiéndolos en el siguiente módulo

Para enviar favores

Nombre *


País


E-mail


¿Publicar? *
SI       NO

Código de seguridad *
 
Introduzca los números en el recuadro.

Mensaje *


  • Los campos marcados con * son obligatorios.
  • El código de seguridad sirve para evitar el envío de correo electrónico no deseado
  • Los datos recogidos en este formulario serán tratados de acuerdo con las normas de la legislación vigente. Serán utilizados exclusivamente para prestar el servicio solicitado. En ningún caso serán transferidos a terceros. El suscriptor del servicio puede consultar, modificar o anular los datos que ha facilitado.