PortadaVivir la CuaresmaViernes de Dolores
Vivir la Cuaresma

Viernes de Dolores

Etiquetas: Cuaresma
¿Qué hombre no lloraría si viera a la Madre de Cristo en tan atroz suplicio?
Su Hijo herido... Y nosotros lejos, cobardes, resistiéndonos a la Voluntad divina.
Madre y Señora mía, enséñame a pronunciar un sí que, como el tuyo, se identifique con el clamor de Jesús ante su Padre: non mea voluntas... (Lc XXII,42): no se haga mi voluntad, sino la de Dios.
Via Crucis, IV estación: Jesús encuentra a María, su Santísima Madre