PortadaDocumentaciónFichas Históricas¿Qué situación económica tenía la familia Escrivá?
Documentación
Fichas Históricas sobre san Josemaría Escrivá de Balaguer

¿Qué situación económica tenía la familia Escrivá?

Etiquetas: Familia Escrivá, Historia
María de los Dolores Albás y Don José Escrivá, 1900
María de los Dolores Albás y Don José Escrivá, 1900
Depende de las épocas. En 1902, cuando nació San Josemaría, su padre, José Escrivá, era copropietario en Barbastro —una pequeña localidad de Aragón, en el nordeste de España— de un negocio de tejidos llamado “Juncosa y Escrivá”.

La familia se encontraba en una situación económica desahogada, propia de la clase media de aquel tiempo, relativamente acomodada. Esa situación cambió en 1912, con la amenaza de la quiebra del negocio, y se hizo particularmente crítica tras la liquidación del establecimiento en 1915.

A partir de entonces y durante varias décadas —hasta bien pasada la guerra civil— los Escrivá atravesaron serias carencias económicas, agravadas por la muerte de don José Escrivá en Logroño en el año 1924.

Aquel fallecimiento convirtió al joven Josemaría —que todavía no había sido ordenado sacerdote— en cabeza de familia: quedaron a su cargo su madre —Dolores Albás—, su hermana mayor Carmen y su hermano pequeño Santiago, que tenía entonces cinco años.

Las penalidades y agobios materiales —que los Escrivá procuraron sobrellevar con dignidad—, se reflejan bien en los escritos del joven Fundador.

Para conocer el contexto socioeconómico y cultural:
—IBARRA BENLLOCH, M., El primer año de vida de Josemaría Escrivá, en «Cuadernos del Centro de Documentación y Estudios Josemaría Escrivá de Balaguer», vol. VI (2002), Universidad de Navarra, pp. 37-74.
—GARRIDO, M., Barbastro y el Beato Josemaría Escrivá, Ayuntamiento de Barbastro, Barbastro 1995. Especialmente: Cap. I: El Barbastro de comienzos de siglo y Cap. II: Apunte biográfico del beato Josemaría Escrivá y el Opus Dei.
—VÁZQUEZ DE PRADA, A., El Fundador del Opus Dei. Vida de Josemaría Escrivá de Balaguer, Vol. I: ¡Señor, que vea!, Rialp, Madrid 1997, Cap. I.